miércoles, 30 de septiembre de 2009

Cuantas cosas.

Cuantas cosas pasan mientras uno deja de escribir para su blog, yo me dedique a la red social fuchibook, que se convirtió en una adicción, creo, a lo mejor es solo mi imaginación, adicción la del café, que a pesar de mi gastritis no se me quita, Funk! I must quit drinking coffee.

Bueno una de las cosas que me paso recientemente fue que un señor me quiso provocar para que nos diéramos unos putazos, o yo lo quise provocar para que me quisiera provocar para darnos unos putazos, la cosa estuvo así:

Llego en mi flamante auto a dejar a mi chiquillo al kínder, no es que le esté dando el chiquillo al señor del kínder, es que mi hijo va al kínder, y me estaciono en una esquina en raya amarilla, sin que nadie me diga nada, bajamos del auto, y caminamos unos metros, cuando un señor werito como de unos 40 y pelos años se dirige a mí y dice con voz de marica:
Señorconvozdemarica: Oye amigo, te encargo que quites tu carro de ahí.
Yocorrientodetrasdemijo: Claro, solo voy a dejar a mijo y regreso de volada.
Señorconvozdemarica: Oye
Yocorriendo: Si, en 3 minutos regreso .

De regreso del kínder el señor este ya me estaba esperando en los alrededores de mi bólido, y con una voz menos marica me dice:

Señorconvozdemamon: ¿Por qué no me hiciste caso?
Yoconunpocodecinismo: ¿Y por qué tendría que hacer caso, tu quien eres?
Señorconvosdemamonyrojo: ¿Cómo que por qué?, hijo de la chingada, nomas porque esta aquí la mamá. Has de ser jotito.
Yopensando: < ¿La mamá de quién? La mía esta en Vallarta, la de él no parece ser ninguna de estas viejas feas, mmm... ah de ser su esposa a la que se refiere. Jotito, estaría insinuando algo, querrá que me lo coja, o me querrá dar uno frijoles en su molcajete.>
Yoconunpocodecinismo: Si soy jotito .
Señorsuperrojo: bl... es... t... grr... ah! entonces si eres jotito, pinche joto.
Señorsuperrojo: ¡Pero por aquí te voy a ver todos los días!
Yo: Sale, aquí nos vemos, ¡adiós! .
Señoradelseñor: ¡Que poca señor!

Eso no fue tan genial, porque entre en estado de pánico, pensando en que al día siguiente el señor este me iba a dar la madriza de mi vida. Afortunadamente era viernes y el sábado no hay kínder, así que hasta el siguiente lunes llegue todo en guardia buscando al susodicho señor madriador para que no me alcanzara con mijo, yo solo como sea, pero no con mijo. Y así pasaron los días y nada del señor este, yo creo que ya se calmaron los ánimos.

En fin, creo que comeré sushi hoy.

Facebook

Ah, como todo adicto, el primer paso es admitir que tienes un problema, yo lo tenía, y lo deje, pero luego regrese, como todo buen adicto que se digna de serlo, existen los que se dignan de serlo. Ahora, una vez mas lo he dejado, esta vez es definitivo, no quiero saber más de esa herramienta que te está enviando correos con respuestas idiotas de tus "amigos" a “estados” sin sentido que tu desgastado ingenio produce a diario solo con el fin de crear una sensación inversa a la soledad, algo como la droga de muchos amigos.

Ya no me hace efecto, ya no siento lo que debería sentir cuando recibo notificaciones del Face, ya es una responsabilidad responder a las invitaciones y desmadre y medio que esta red social trae como consecuencia del exceso de “amigos”, odio cuando algo divertido se convierte en una responsabilidad.

Lo he dejado, para que de una vez muera la necesidad de estar pegado a la pantalla de mi computadora esperando que alguien me quiera.

Larga vida a mi enfermedad mental.

Quiéranme todos.