jueves, 26 de marzo de 2009

El país de los aguzados y los abuzados…

Tengo como un mes pensando en: "que chingados mas escrebir" porque ya todo está dicho, o casi todo, y comence a pensar en "que putos los rateros ¿Así naceran los hijos del gran dick pelón del gran señor nuestro dios? o ¿Sera que aprendieron a robar en su circulo familiar y/o social?" y como ya me han robado cosas un buen número de veces, cosas que yo considero de valor, como mi danonino que dejo en mi escritorio por las mañanas y que desaparece magicamente, o mi cámara fotográfica de 3 megapixeles marca olympus con 3x de zoom óptico y 6x de zoom digital, o la lona que deje en el techo de mi casa y que dias despues aparecio en el patio de mis vecinitos, pense "ni madres, pinches rateros somos todos, hijos de puta" y luego pense "nel, yo me he volado cosas, pero mi mamá no tiene la culpa, ademas eso que me piñe ya no le servia a su dueño".


En fin, el punto de todo el desmadre este es: todos los mejicanos vemos el robo de cosas como algo normal, natural, poco extraño, compramos cosas calientitas (yo compre un PSP calientito, de esos de camionazo, pero ya lo vendí, me remordio la conciencia, y es lo unico de camionazo que he comprado, ademas se siente re feo ir a comprarle al señor de los camionazos, no lo intenten en casa) no nos extraña cuando los chamacos llegan con cosas nuevas y ni siquiera les preguntamos de donde las sacaron.

Surtir los útiles escolares de los hijos del almacen del trabajo es cosa de todos los dias, y pensamos "yo no hago eso", ¡pero hacemos otras cosas! como encontrarnos el blackberry de alguien en el baño del trabajo (al que solo se tiene acceso con llave, que te entregan cuando eres empleado del piso X del edificio de la UDX(osea Universidad de Xudalajara)) y apagarlo para que el dueño que seguramente es alguien que trabaja aquí en el piso X, no le pueda marcar y no suene y sea el crimen perfecto (¡Pero no contaban con mi astucia!) ó llevarnos los desperdicios de materia prima que "sobraron" pa'la casa, alcabo aqui van a traer más, ó un monton de etceteras que me da pena comentar porque puede que participe en uno o muchos de ellos.

¡Y nos quejamos de los putos politicos de caca! (porque son de caca, la mayoria, no todos) ¡Y nos quejamos de los rateros de casas, carros, asaltantes, secuestradores, etc, etc, etc. Seguramente ellos le encontraron el gusto a no trabajar, a no esforzarse por obtener algo, y se dieron cuenta de que "no pasa nada" si se roban un estereo de carro o si se roban un trailer entero lleno de PSP's, y nos quejamos de la inseguridad, luego nos ponemos dignos a exigirle a las autoridades de caca que hagan algo para parar esta ola de crimen que crece y crece.

La cultura del mexicano es y siempre ha sido la de la ley del mas pendejo.

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedar.